Noticias

31 mujeres, víctimas de violencia política en 1 mes

0

La Corporación Participación Ciudadana emitió un reporte sobre los epítetos usados contra féminas de representatividad pública en redes sociales.

El uso de las redes sociales se ha desconfigurado de su concepto original: informar y entretener. En los últimos tiempos estas son utilizadas para desinformar, a través de las Fake news. Y no solo eso, también se han convertido en una “herramienta” que propaga la violencia política contra la mujer con representatividad pública o no.

Es así que la Corporación Participación Ciudadana emitió un primer reporte de diciembre de 2019 a enero de 2020, en cuanto a los epítetos más utilizados y a quiénes han sido dirigidos. En él se contabiliza que 31 mujeres fueron víctimas de insultos discriminatorios siendo los epítetos más utilizados: sinvergüenza, corrupta, mediocre, vendida, ridícula, asesina, cínica, estúpida, María Bala Plomo, mejor ándate a lavar ropa, buena para nada, entre otros.

Estos insultos, según la Corporación Participación Ciudadana, se encasillan en varios aspectos como la apariencia física, rol de género, clase social. También para desvalorizar el rol de la mujer en la política, la violencia gráfica que hace referencia a los memes, emojis y videos.

Para el sociólogo Homero Ramírez, las redes sociales son utilizadas soterradamente para la violencia, pues en el país “no estamos enseñados a que las mujeres opinen más abiertamente y sobre todo de política”. Explica que si la mujer es persistente se utilizan los insultos porque esta se asusta y se retira de esa cancha, no así un varón que está entrenado para pelear y soportar esos ataques. Ramírez señala que el anonimato en las redes sociales permite emitir groserías y palabras no decentes que no se las diría en persona. “El anonimato es la cortina que sirve para expresar lo que no podemos hacerlo frente a esa persona porque cuando la insultamos va a haber una réplica, se debe dar explicaciones, y en las redes sociales no”. Las mujeres -destaca- tienen que entender que siempre van a ser atacadas en la medida que tengan mayor presencia. La persistencia, según el sociólogo, es la clave, pues dentro de un tiempo se abrirá un espacio no solo por la presencia sino por la credibilidad que tenga la mujer.

El reporte de la Corporación cita 195 palabras violentas contra mujeres que son funcionarias públicas, periodistas y miembros de la sociedad civil.