Noticias

Mujeres ganan espacios en los gobiernos locales

0

Activistas y defensoras de derechos resaltan la elección de binomios femeninos y aspiran a que este tipo de casos no sean atípicos y promuevan una real participación.

Las presidencias nacionales de los gobiernos municipales y parroquiales del país están lideradas por binomios de mujeres.

Rossana Cevallos Torres, alcaldesa reelecta del cantón San Vicente (Manabí), está al frente de la Asociación de Municipalidades Ecuatorianas (AME), junto con Paulina López, alcaldesa reelecta de Portovelo (El Oro), como vicepresidenta.

Cevallos considera que las mujeres se ganaron su espacio en la política, a través del trabajo en territorio, donde la gente siente “que tiene como líder a una mujer”. La titular de la AME se inició en la política a los 22 años. Fue concejala y luego primera vicealcaldesa de su ciudad. Más tarde participó en nuevos comicios para la misma dignidad y después, en 2014, fue electa alcaldesa de San Vicente, cargo que repetirá por cinco años más.

Asimismo, el Consejo Nacional de Gobiernos Parroquiales Rurales del Ecuador (Conagopare) tiene su primer binomio presidencial integrado por mujeres. Yilda Rivera Cavagnaro, del gobierno parroquial de Tarifa (Guayas), y Lorena Brito, del gobierno parroquial de Tumbaco (Pichincha), fueron electas como presidenta y vicepresidenta para el periodo 2019 - 2023.

Sin embargo, esta no es la primera vez que una mujer lidera la Conagopare. Maribel León, de la parroquia Pimocha, del cantón Babahoyo, lo hizo entre 2005 y 2006, pero la diferencia es que ahora la vicepresidenta también es del sexo femenino.

Rivera considera que tanto hombres como mujeres pueden servir de forma eficiente a los gobiernos autónomos descentralizados.

Como presidenta de Conagopare, Yilda ya tiene definidas sus prioridades al frente del organismo nacional. Entre ellas, conseguir que los recursos que asigna la Constitución y la ley a los gobiernos parroquiales sean transferidos a tiempo; la eliminación del pago del IVA por parte de los GAD parroquiales; y la democratización del presupuesto de los gobiernos parroquiales.

Martha Macías, excandidata a la alcaldía de Guayaquil por el Partido Sociedad Patriótica (PSP), ve con buenos ojos esta elección. Señala que este es un caso atípico, ya que la paridad de género que rige en nuestro país no garantiza una verdadera participación de la mujer en la política debido a que la mujer, por lo regular, pasa a ser una suplente y solo actúa en ausencia del titular. “Lo ocurrido hoy permite que ya no seamos las segundas al mando; es importantísimo que en estos espacios esté la mujer y que siga así”.

Juana Francis Bone, representante del colectivo Mujeres de Asfalto, sostiene que Ecuador necesita “entender realmente” la importancia de la participación de la mujer en las organizaciones políticas y sociales para que ella pueda ser protagonista y, a su vez, que exista una agenda en la que se incluya a la mujer.

“Necesitamos saber quiénes son y cuál será su trabajo para mostrarlas como ejemplo porque en Latinoamérica nuestros referentes se van agotando y debemos inspirar a más mujeres para que participen”.

Francis y Macías consideran que la presidencia del Conagopare debe también enfocarse en la atención a las féminas de este sector de la sociedad, ya que son las más violentadas en sus derechos.

Sin embargo, Anunziatta Valdez, defensora de derechos de mujeres, niños y grupos vulnerables, dice que el contar con una directiva integrada por un binomio femenino realmente es un avance de derechos en temas de participación pública de la mujer, pero eso no significa la garantía de un buen desempeño en sus funciones.

“La calidad de un servidor público no se califica por su sexo sino por la forma y el compromiso que tenga con su país y con su trabajo, por sus valores”, manifestó Valdez.