Manual

Kit de respuestas en situaciones de crisis

0

En cualquier momento durante su mandato, un político puede enfrentarse a una crisis; una situación inesperada que afecta la vida de la mayoría de los ciudadanos y las ciudadanas de un país. Durante una crisis, las reglas normales de la política ya no se aplican y las actividades no se llevan a cabo como de costumbre. En una situación así, los políticos, partidos políticos y representantes elegidos y del gobierno tienen diferentes responsabilidades y necesitan contar con un conjunto de habilidades distintas. Sin embargo, la política y la democracia no se detienen durante las pandemias y demás eventos extremos. Una democracia fuerte y saludable necesita atención y cuidados constantes. ​Durante una crisis debemos estar aún más atentos, ya que los ​gobiernos suelen utilizar las situaciones de crisis, durante las cuales las personas tienen miedo e incertidumbre, para expandir sus poderes y limitar el espacio político y cívico. ​En otras palabras, los tiempos de crisis son momentos peligrosos en la vida política de un país. Es comprensible que las y los ciudadanos(as) busque protección y tranquilidad en su gobierno, y a menudo están dispuestos(as) a otorgar a las autoridades poderes extraordinarios para ese fin. ​Las democracias emergentes o menos resilientes corren un mayor riesgo de sufrir un retroceso democrático porque carecen de principios, instituciones y procesos democráticos firmemente establecidos. ​Esto hace que el papel de los políticos en esos países sea aún más importante. Deben fungir como salvaguarda de los principios democráticos y protegerlos contra el uso indebido del poder o el dinero durante una crisis. ​Por este motivo, es importante que los políticos entiendan la dinámica de una crisis y cómo responder a ella. Esta guía ofrece una estrategia práctica que ayuda a los políticos a hacer exactamente eso.