Noticias

Reformas o una nueva ley electoral, a debate (El Salvador)

0

 Las sentencias de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de carácter electoral han provocado que la clase política y el Tribunal Supremo Electoral (TSE) hablen de iniciar un debate sobre la necesidad de hacer reformas o crear un nuevo cuerpo normativo electoral. Pero lo cierto es que hasta la fecha los partidos políticos sólo coinciden en un punto: iniciar cuanto antes el debate y arribar a un proyecto legal que pueda ser probado, al menos, antes de que finalice el próximo año 2016. Y es que esta discusión se ha sumado un aspecto que ha puesto a los partidos con mayores apuros, la sentencia de la Sala de lo Constitucional que ordena que los miembros de los organismos electorales temporales, la Juntas Receptoras de Votos (JRV), las Junta Electorales Municipales (JEM) y las Junta Electorales Departamentales (JED) sean integradas por personas que no tengan vinculación partidaria.

Sin embargo, otro de los temas que deberá resolver la Asamblea Legislativa es el marco regulatorio del voto cruzado, sobre el que cual no se legisló previamente para las elecciones legislativas y municipales recién pasadas. Esto y otros puntos, a juicio de algunos partidos y del TSE, deben ser analizados y abordados cuanto antes, pues consideran que la Sala ha emitido sentencias en las cuales se trastoca el mecanismo electoral por desconocimiento del tema por parte de los magistrados de ese tribunal constitucional. El presidente del TSE, Julio Olivo, lo ha señalado sin tapujo, al declarar que los magistrados “mueven una pieza” de la legislación y la terminan “arruinando”. Aunque con diversos matices, los partidos políticos consideran que se debe iniciar una discusión seria sobre los aspectos a regular, con el concurso de diversos sectores, pero escuchando también a los mismos institutos políticos para determinar los alcances que tendrá ya sea un nuevo cuerpo normativo o reformas específicas para adecuar la legislación. Luego del receso agostino, los partidos esperan comenzar a definir dónde empezar. El debate está servido.